Cosas que estás haciendo mal con tu rutina de cuidado facial.

El mundo de la belleza y el maquillaje es genial; cada día aparecen nuevas tendencias, nuevos productos y nuevas noticias, y aquí estamos nosotras, sus fieles seguidoras, al tanto de todo.

¡Ojo! Por muy amantes de la belleza que seamos, todo se viene abajo si no realizamos correctamente los procedimientos para cuidar o maquillar nuestro bello rostro. Estas costumbres que mencionaremos a continuación seguramente siguen vigentes en tu cabeza y con todo el dolor de nuestro corazón debemos informarte que están MAL. ¿Ya las conocías?

Poner rubor en casi toda la cara

Cómo poner rubor de acuerdo a tu tipo de rostro

El rubor nos aporta esa apariencia de buena cara y salud, solo si es colocado correctamente. No se trata de ponerlo en toda la cara, conoce tu tipo de rostro y sácate provecho.

No hidratar tus labios antes de usar labial mate

Labial matte

Los labiales mate tienden a secar y resaltar las imperfecciones de los labios… si no están bien hidratados, claro. Utiliza siempre un buen bálsamo para que se vean jugosos y besables.

No usar protector solar

Chica usa protector solar

Repite después de mí: “La mejor crema antimanchas y antiarrugas es el protector solar y debo usarlo diario… Ah, y retocarlo cada 2 o 3 horas”.

Guardar tu skin care en el baño

Skin care en el el baño

El baño es la habitación con más gérmenes de toda la casa y es un lugar con mucha humedad; es decir, un ambiente fatal para conservar tus productos en buen estado. Mejor ve moviéndolos de lugar.

Hacer tus cejas con tono muy oscuro

Mujer vestida de rojo con las cejas muy marcadas

Marcar de más tus cejas solo endurecerá tus facciones. Si tu cabello es oscuro hazlas con uno o dos tonos más claros que tu color natural. Por el contrario, si tu cabello es muy clarito, maquíllalas con dos tonos arriba.

Teñir o decolorar tu cabello y no darle mantenimiento

Chica con melena corta y tinte rubio matizado

El color se ve increíble por un mes y luego pierde brillo, sedosidad y aparece el indeseable “amarillo pollo” de la decoloración. Sí, esas son las consecuencias de teñir tu cabello, por eso debes darle su debido mantenimiento mensualmente.

Llevar tus brochas en una comestiquera sucia

Cosmetiquera sucia

Es lo peor que puedes hacer, de nada sirve que laves cada fin de semana tus brochas si las vas a meter en una cosmetiquera llena de bacterias y mugre. Siempre lávala y rocía con alcohol desinfectante.

Usar iluminador en toda la cara y no solo en las áreas que necesitas resaltar

Chica morena con iluminador en los pómulos

La intención de este cosmético es dar ese aspecto sano y de luz natural a la piel, así que no abuses. Solo aplica un poco en el puente de la nariz y en los pómulos.

Maquillarte todos los días y no dejar descansar a tu piel

Chica rubia con cutis bonito

Así como te das el tiempo de maquillarte, date el tiempo para cuidar tu piel y dejar que respire. Intenta pasar al menos un día a la semana sin maquillaje.

Bañarte con agua muy caliente

Chica se baña con agua muy caliente

Las duchas con agua caliente son muy relajantes, ¡pero no son taaan buenas! Prácticamente destruyen esa capa protectora que tienes en la piel y provoca que se abran los poros, lo cual puede empeorar algunas enfermedades inflamatorias como el acné. Aparte deshidratan muchísimo, no lo hagas, por fa.

Enjuagar el agua micelar

Agua micelar Garnier

El agua micelar limpia, hidrata tu piel, previene la irritación y da frescura, y la realidad es que no necesitas enjuagarla, si no quitarías todos los beneficios anteriores. Lo ideal es que primero uses un desmaquillante para quitar toda la máscara de pestañas, labial y base de maquillaje, y luego termines tu rutina de limpieza con un disco de algodón empapado con esta suave fórmula. Realmente el agua y el jabón no es una limpieza facial tan efectiva como creíste todos estos años.

Lavar tu cara con jabón

El jabón zote no va en la cara

El jabón para cuerpo, para la ropa, para la vajilla, ¡no va en la carita! Siempre opta por productos que digan en su etiqueta “gel limpiador”, que son lo que están especialmente formulados para la limpieza facial. Un jabón de barra tiene un pH muy alto en comparación con el de nuestra piel y puede resultar muy agresivo.

Usar aceites como desmaquillante

Aceite de coco

Hace un par de años se puso de moda que el aceite de coco era una maravilla para el cutis y los dermatólogos casi daban el grito en el cielo. La gente cree que por ser un producto natural es mucho mejor para nuestra piel; sin embargo, el aceite de coco solo aporta nutrientes cuando se ingiere, y untándolo en la piel esos nutrientes no se aprovechan.

Las moléculas del aceite nunca llegan a absorberse por completo en la piel y solo crean una capa que se queda ahí, engañándonos y haciéndonos creer que tenemos la carita bien suave.

Usar limón y bicarbonato

Limón con bicarbonato

¿Alguna vez te has exfoliado la cara con esta dupla? Qué osada, amiga. Al igual que el jabón, el pH de estos ingredientes resulta bastante abrasivo para la piel. El bicarbonato elimina el manto ácido de tu piel, que es el que evita que te salga acné, manchas y arrugas. Así que no te dejes engañar con este remedio casero, solo vas a enrojecer la zona y puede que te arda mucho.

No desmaquillarte

Chica desmaquillándose

Quizás pienses que no pasa nada, que tu piel se ve igual, que la gente exagera. La realidad es que si no te desmaquillas no hay regeneración cutánea, tu piel se deshidrata y aumenta la posibilidad de alergias. En poco tiempo es posible que te veas más vieja de lo que realmente eres, así que ¡corre por ese limpiador!

Deja un comentario