Estrella Camila Pérez: El poder de ser una modelo auténtica

Para esta modelo mexicana su identidad de género u origen no la limitan. Una corta pero sólida carrera, prueban que Estrella Camila Pérez asciende a paso firme.

A esta modelo mexicana, curiosamente, el nombre Estrella le pertenece como un vaticinio a lo que ella imaginó (y deseó) desde su adolescencia al observar aquellas modelos convertidas en “ángeles” que destellaban en la pasarela y acaparaban miradas a cada paso.

Nacida en Huamantla, Tlaxcala, hace 25 años, Estrella Camila Pérez busca abrir sus propias puertas alejada del firmamento de la fama o las etiquetas, ella forma parte de una generación en el modelaje abanderada con el poder de cambio, la celebración de la autenticidad y el respeto a la diversidad. Ella lo entendió desde un principio y hoy tras una corta pero sólida carrera, destella con un brillo especial que cobra la atención de una industria competida. Conozcamos más de la modelo mexicana a través de su propia voz.

¿Cómo nace tu interés por modelar o fue una casualidad?
Mi interés nació cuando tenía 17 años, estaba en casa de mi abuela y recuerdo que tenía una televisión muy pequeña donde estaban transmitiendo el desfile de Victoria ‘s Secret con Maroon 5. Nunca había visto el backstage de un show de moda, observar ese mundo detrás de bambalinas, todas esas modelos radiantes, seguras y empoderadas con toda esa energía que irradiaban. A pesar de que las prendas de las modelos eran el centro de todo, al verlas también nerviosas o emocionadas antes de salir –al igual que una bailarina o artista segundos previos de salir al escenario– supe que eso es lo que quería hacer.

A pesar de que las prendas de las modelos eran el centro de todo, al verlas nerviosas o emocionadas supe que eso es lo que quería hacer.

Me propuse a investigar cómo podía comenzar, practicaba mi caminar en pasarela en el patio de la casa de mi abuela, como era un espacio muy grande imaginaba que era un runway show y hacia mis poses frente al espejo.

Nacida en Tlaxcala, Estrella Camila irrumpe en el mundo del modelaje.

¿Cuál fue tu primera experiencia en la moda?
Mi primer acercamiento fue cuando una amiga, que estudiaba la carrera de diseño de modas, presentó en su examen final las prendas que había hecho. Me invitó a su desfile en Tlaxcala, poco tiempo después, en mi Facebook, me contactaron fotógrafos de Puebla que habían ido a ese evento y me habían visto para que trabajara con ellos, al igual que algunos diseñadores locales con los que ellos trabajaban y que empezaron a conocerme, y también me llamaban de vez en cuando para hacer colaboraciones.

Meses después, en la feria de Huamantla, uno de mis mejores amigos, el diseñador mexicano Alfredo Trejo, me invitó para abrir su pasarela, este evento ya fue mucho más grande y pude demostrar todo lo que había ensayado en casa de mi abuela. Fue como mi “Victoria´s Secret show”.

Desfiles locales y un firme objetivo fueron las bases para lograr su sueño de adolescente.

En el público estaba parte de mi familia y el ver que ellos estaban presenciando mi sueño fue increíble. Mucha gente comenzó a decirme que debería de considerar la posibilidad de irme a la CDMX para picar piedra allá y justo como empecé a ver que sí podía y estaba ganando dinero de eso, entonces decidí pausar la universidad para enfocarme de lleno al modelaje. Fue entonces que decidí mudarme aquí y tomar cursos de modelaje, algunos de ellos con el modelo Daniel Furlong, Annie Van Rickley, Paulina Rojo y Columba Díaz , modelos top dentro de la industria que admiraba.

Luego, comencé a tocar puertas en diferentes agencias y después de tomar el curso con Daniel Furlong conocí a Osvaldo Padilla, director de la agencia Nativo Management, quien me ofreció firmar un contrato con su agencia la cual se ajustó totalmente a mi perfil.

Al poco tiempo de que me vieron en la plataforma de la agencia comenzó a fluir el trabajo y tuve la oportunidad de empezar a trabajar en diferentes editoriales y campañas como Pineda Covalin, Revista 192, Jesús Parra, desfiles para diseñadores emergentes, comerciales, castings para Fashion Week México y justo a comienzos de pandemia quedaron algunos proyectos internacionales que retomaremos el próximo año.

¿Cual ha sido unos de los mejores consejos que te han compartido para hacer de tu experiencia en el modelaje un paso profesional en tu vida?
El no rendirme y no tomar las cosas personales. Este mundo es difícil y me ha tocado vivir muchos desaires o se han cerrado algunas puertas, pero gracias a esas experiencias aprendí a amarme tal y como soy, descubrí que las diferencias o “defectos” que a veces creemos tener pueden ser el motivo por el cual algunos clientes te voltean a ver y te contratan.

He comprobado que el modelaje es un trabajo como cualquier otro y que requiere de tiempo, dedicación y esfuerzo, pero a la vez está lleno de pasión y experiencias maravillosas.

Me hace feliz poder trabajar en lo que amo y estar rodeada de muchas personas talentosas y exitosas.

Ella asegura que ha aprendido a amarse, así como esas “diferencias” que pueden ser el motivo de que alguien te contrate.

¿Qué está diferenciando a la nueva generación de modelos?
Sin duda el que nos atrevemos a ser nosotros mismos sin miedo al qué dirán y rompiendo tabúes sobre lo correcto e incorrecto, ser libres y no tener prejuicios sobre lo que tiene que ser, poder expresarnos sin miedos y vivir en una sociedad e industria más libre y justa.

¿Por qué hoy en día es importante la representación de la diversidad en los medios de comunicación?
Durante mucho tiempo la sociedad ha tenido muchos estereotipos de belleza, etiqueta, etc; en esta presión social de encajar, muchas personas renuncian a ser ellas mismas, creo que ahora vivimos en una sociedad cansada de fingir, pretender y ser falsa, cansada de luchar contra la naturaleza de ser auténticas y sinceras.

Para ella, la nueva generación de modelos rompe tabúes sobre lo correcto y lo incorrecto.

Actualmente, se valora el ser real y congruente sin ser mal visto y es importante que todas las personas puedan encontrar en una publicidad, revista o imagen una modelo con quien puedas identificarte, la diversidad es la clave de aceptar que todos los humanos somos diferentes y poder verlo representado con dignidad por igual, y que todas las personas tengan las mismas posibilidades.

¿Cuál es el mensaje que buscas compartirles a los jóvenes que tienen interés por el modelaje?
Siempre existe una manera diferente de lograr nuestros sueños y metas. Si no existe el camino o la puerta hay que construirla y, tal vez, sea más tardado pero no imposible.

El segundo mensaje es motivar, y que vean el claro ejemplo de alguien que viene de un pueblo con mil sueños en la maleta y que en muchos lados le dijeron que no podía, sin embargo, en el camino encontró a muchas otras personas que le enseñaron a creer en sí misma, jamás se dio por vencida para lograr su sueño y se siente orgullosa de quien es, de dónde viene y hacia dónde va.

Sentirse orgullosa de sus raíces es una de las claves de una carrera sólida en una industria competitiva.

Deja un comentario