Macarena Achaga y las lecciones de amor (propio) para este 14 de febrero

0
598

En pleno San Valentín y junto a Pandora, la actriz nos dice cómo los pequeños momentos de tu vida diaria, y las piezas correctas de joyería, son la mejor forma para celebrarte.

“Amarse a uno mismo es el comienzo de un romance de por vida”, dijo alguna vez Oscar Wilde. Derribemos clichés: San Valentín es también una fecha para celebrarse en solitario. Y sí, nos referimos al término en su contexto más positivo pues la fecha es el momento ideal para reconocerte y celebrar el amor propio, un aspecto que tiene implicaciones en toda nuestra vida: la confianza, la estabilidad emocional, desarrollo profesional y, por supuesto, la felicidad. Lo damos por sentado, pero en realidad se debe cultivar a diario.

Hacerlo no exige grandes medidas; basta reconocer que los pequeños momentos que se viven a diario son la oportunidad perfecta para dedicarte tiempo y celebrar tu carácter único. Este espíritu lo encarna la actriz Macarena Achaga que, tras el éxito logrado con el fenómeno de Juliantina (próximamente una película), suma su faceta de embajadora de Pandora para mostrarnos, por medio de seis actitudes y las piezas de la colección de la firma de joyería que coincide con San Valentín, que el amor propio “es un estilo de vida” que se trabaja a diario y se debe celebrar.

Lección 1: Abraza lo que eres
Vivimos en una era en que la competitividad parece la clave para alcanzar el éxito. Sin embargo, estudios han evidenciado que actitudes negativas como compararte con alguien más o ser demasiado crítica contigo misma impiden que desarrolles tu potencial y reconozcas que en tus diferencias radica tu mayor fortaleza: poseer carácter único.

Este espíritu lo transmite también la nueva colección de Pandora, que reúne diseños de corazón a mano alzada para demostrar que “el amor tiene muchas formas y no siempre es perfecto”. Después de todo vivimos tiempos donde ha quedado claro que la belleza rebasa el ámbito físico y es más inclusiva que nunca. Y la tuya, es única.

Lección 2: Dedícate una pausa
Ser una working girl te genera una demandante agenda que puede hacer que te olvides de la importancia que tiene pasar tiempo con uno mismo. No estamos hablando de procesos extenuantes. Basta un pequeño freno en tu agenda de vértigo, que puede llegar en forma de lectura, un pequeño tratamiento de belleza in-house, para recordarte de la armonía que tu mente y cuerpo necesitan y enfocarte en disfrutar esos momentos trascendentales.

“Cuando te dedicas a algo que amas es difícil tanto saber cuando ‘dejar de trabajar’”, confiesa Macarena Achaga, quien comparte la ecuación que la ha llevado a disfrutar esas pequeñas pausas en su agenda. “Tengo el 100% de mi energía-tiempo. Y cuando mi trabajo ocupa el 80% sé que el 20% es aún más sagrado. Aprendes a elegir muy bien donde invertir”. Un pequeño detalle como una pieza de Pandora podría ser el recordatorio perfecto de ese pequeño freno que te llevará a revalorar el tiempo que te dedicas.

Lección 3: Balance perfecto
Dejarte llevar por cualquier exceso tarde o temprano repercutirá en tu vida: desveladas extremas, alimentación deficiente o la ausencia de ejercicio. Recuerda que tú eres la única responsable de tu cuerpo y tu felicidad, por lo que es básico que llegues al balance y dediques tiempo para el ejercicio. Consentirte mediante un actividad que llene de energía tu cuerpo, es una cuestión que no se reduce solo al aspecto físico, sino que se traducirá en un beneficio mucho mayor.

Igual de sorpresiva resultará la presencia de las piezas de Pandora como parte de tus outfits, pues revitalizarán de estilo cada look. Sí, incluidos aquellos que decidas llevar en esos momentos de actividad física.

Lección 4: Agradecimiento
Solemos dar por sentado lo que tenemos en el día a día. Pero ¿te has puesto a agradecer por lo que tienes? Tomar unos minutos de tu jornada para mostrar un poco de gratitud tendrá grandes beneficios en tu bienestar. “La gratitud puede estar asociada a mayores niveles de satisfacción de vida”, asegura un estudio publicado en Journal Of Happiness Studies. De ahí la importancia de reflexionar sobre todo aquello que has logrado, celebrar tus logros y la fuerza que viene de las actitudes positivas que recibes día a día.

“El agradecimiento es la nueva base de mis valores”, comparte Macarena, en cuyos proyectos figura su faceta de productora de la película que dará continuidad a la historia del fenómeno Juliantina.

“Ya no estoy esperando que un factor de afuera totalmente ajeno a mi control, venga y me haga feliz (…) Soy feliz hoy, con lo que tengo y con lo que soy pero sin perder la ambición por mis sueños”

Lección 5: Experimenta nuevas aventuras
No hay mejor manera de sentirse bien con una misma que saber que hemos roto nuestros miedos y superar lo que creíamos eran los límites que nos ataban. Piensa que la mejor manera es probando lo inesperado. Empieza por una actividad sencilla que dé un giro a tu rutina o pon en práctica aquella actividad que has pospuesto. Verás cómo el llevarla a la siguiente escala te hará quererte un poco más.

Lección 6: Hazte un regalo
El amor propio implica reconocer que eres perfecta tal como eres. Lograrlo es motivo de celebración. Y sí, en pleno 14 de febrero, es momento de una autorrecompensa, que aunque discreta, sea capaz de resumir y recordarte todo lo anterior: alguna pieza de la colección de Pandora, una celebración diaria de la grandeza que llevas contigo. En el caso de la actriz se trata del árbol de la vida de la firma. “Me hace recordar que no hay nada como las raíces”.