Portadas de revista

Revista Hollimodels Diciembre 2020 en Portada Rommel Pacheco

Clavadista Olímpico, Campeón Mundial, Panamericano y Centroamericano; Conferencista Motivacional, Exatlón Mx y Mira Quién Baila.

Rommel Aghmed Pacheco Marrufo (12 de julio de 1995 en Mérida, Yucatán) es un clavadista y militar mexicano.
Estatura: 1.67 m

El 12 de julio es una fecha especial para el deporte mexicano, pues fue cuando nació Rommel Pacheco, clavadista que ganó tres medallas de oro y dos de plata en los Juegos Panamericanos, además que fue quinto lugar en trampolín de tres metros en Río de Janeiro 2016. Al ser un atleta de alto rendimiento, hay quienes lo ven como una figura a seguir, además que anhelan conocer más a la personas por eso te presentamos los cinco datos que desconocías del yucateco.

Sin miedo a la aventura Nació en Mérida, Yucatán, pero desde niño tuvo que mudarse a la Ciudad de México con el objetivo de enfocarse en su carrera y por eso vivió en las instalaciones del Centro Deportivo Olímpico Mexicano (CDOM). Comparte sus experiencias Lejos de las piscinas, Pacheco también toma un rol como conferencista motivacional, en la que comparte cómo ha sido su carrera y la forma de lograrlo.

JAVIERREY & PABLO MOLINERO

‘El verano que vivimos’ es
una de esas películas con
sabor. En concreto, sabe
al mismo vino jerezano que
rodea y marca las vidas de
sus protagonistas, un
arquitecto madrileño que
acaba enamorándose como
nunca y un poderoso
empresario a punto de
casarse… con la misma mujer
a la que ama su amigo.
Ambos son, respectivamente,
Javier Rey y Pablo Molinero,
dos valores seguros para
liderar un taquillazo con
denominación de origen.

Pablo viste traje
LOUIS VUITTON
y jersey MASSIMO
DUTTI. Javier
viste guardapolvo
DUARTE, traje
EMPORIO
ARMANI,
mocasines LOUIS
VUITTON
y calzoncillos
ABANDERADO.

Pablo viste bomber y traje LOUIS
VUITTON, jersey MASSIMO DUTTI,
zapatillas Made In US 990v5 NEW
BALANCE y calcetines UNIQLO. Javier
viste abrigo DUARTE, traje EMPORIO
ARMANI, jersey ETRO y zapatillas
Blazer Mid’77 NIKE

EN ESTA VIDA TODOS hemos pasado
por amores», afirma Javier Rey, buscando con la
mirada la complicidad de su compañero de reparto, Pablo Molinero, quien asiente en silencio.
«También por desamores, claro. Es un tema que
duele, que afecta, que está en el día a día y forma
parte de nuestro mundo cotidiano. Es imposible
entonces no sentirnos identificados con historias
como la que cuenta esta película: incluso aunque
no las hayamos vivido en nuestras carnes, conocemos a alguien cercano que sí lo ha hecho. Incluso quien no ha experimentado aún un romance en carne viva ha tenido que soñar con ello.
Lo ha deseado, de alguna manera. Es imposible
mantenerte al margen».
«El amor es lo que mueve el mundo», apostilla
Molinero. «Por eso películas como El verano que
vivimos son siempre tan interesantes tanto desde el punto de vista del público como para los
creadores. Lo que mueve el mundo, al final, es el
amor. Y la pasta».
Los dos se ríen. «La pasta mueve el gran mundo», precisa Rey. «Pero el pequeño mundo, el tuyo
y el nuestro, se mueve por amor».
No hay duda de que ambos actores se entienden
ahora tanto como en el rodaje de su última película, un drama romántico a caballo entre dos épocas
(mediados de los 50 y principios de los 90) y dos
Españas muy diferentes entre sí, pero relacionadas por algo más que lazos de sangre. Si todo sale
como está previsto, El verano que vivimos podría
ser la Palmeras en la niebla de 2020. Es decir, el
taquillazo que terminará de poner en órbita a dos
rostros que, sobre todo gracias a la televisión, se
han metido en el bolsillo a todo tipo de espectadores. Tanto Molinero como Rey se muestran confiados, pues saben que la textura de su peli está
hecha del mismo material con el que se fabrican
los sueños.
RECUERDOS DE VERANO
El punto de partida del guion resulta ciertamente original: narrar un amor a través de esquelas
publicadas en periódicos. «A mí me pareció una

idea muy romántica», confiesa Rey. El gallego se
dio a conocer con películas como 8 citas, de Peris Romano y Rodrigo Sorogoyen, o Kiki, el amor
se hace, de Paco León, así que sabe de lo que se
habla cuando se trata de transmitir sentimientos
en pantalla. «Alguien que tantos años después necesita sacar lo que lleva dentro… Y que lo hace
a través de una fórmula que podría resultar fúnebre, pero que él se la lleva a un terreno mucho
más luminoso y puro… No sé, me resultó muy
conmovedor».
Molinero coincide: «En los ensayos hablábamos
de estas esquelas como un trabajo de supervivencia. Es la manera que el personaje tiene de contarle
a alguien que no está cosas muy importantes, cosas
que necesita contarle. Debe sacar todo ese sentimiento de su interior para poder seguir adelante».
Tanto él como Rey tenían claro que no estaban
participando en un rodaje más; o que, tal como
explica el segundo, «había que tener clara la mag

nitud de lo que estábamos contando. Es algo que
comprendes a la perfección cuando estás rodando
un atardecer en las marismas y ves que el cielo
atraviesa por dieciséis colores distintos. ¡Claro
que un entorno así tiene que afectar a los protagonistas! Nosotros, como trabajadores en la historia,
también sentimos que estábamos formando parte
de una realidad alternativa».
Pablo Molinero, hombre de teatro que saltó a la
primera línea nacional gracias sobre todo a su papel en la serie La peste, de Alberto Rodríguez, va
más allá: «Si lo comparas con lo que está ocurriendo a día de hoy, esa parte de la película ambientada en el pasado se parece aún más a un sueño.
Tiene algo que tenían las tragedias de Lorca, en
las que la luna influye en los personajes y marca
su destino. Pero creo que a quien más afecta es a
Gonzalo, ¿no?».
Se refiere al personaje de Javier Rey, quien salta con preocupación: «¡Pero no hagas spoilers!».
Bueno, quizá el lector ya se haya hecho a la idea
de que esto va de un triángulo amoroso, de modo
que es el momento de hablar de su tercer vértice:
Blanca Suárez. «Una actriz fabulosa», tal como la
describe Rey. «Los tres nos entendimos muy bien,
porque tuvimos la suerte de que Carlos [Sedes],
nuestro director, nos permitió trabajar muy bien
la relación que unía a nuestros personajes antes de
que se desate la tragedia». Molinero está de acuerdo: «Son tres personas que comparten una alegría
y una amistad. Aunque luego todo se acaba rompiendo porque… ¡spoiler!».
MENUDO VIAJE
«Si pudiera ir a la salida de un cine donde se proyecte El verano de tu vida para escuchar lo que se
dice al salir», explica Molinero, «me gustaría que
la gente hablase de ella como un viaje. Creo que el
arte necesita que tú experimentes un viaje al entrar
en contacto con él, que se produzca una transformación interior. En la película hablamos de amor
en el sentido más amplio del término: amor romántico, amor a la tierra, amor por tu familia… El
espectador siente todos esos caminos posibles del
amor y se da cuenta de que la historia trata sobre
gente a la que le pasan cosas que acaban cambiándoles la vida. Cosas vitales, por tanto».
Para Rey, lo más importante de un estreno
como éste es su propia existencia. «Creo que las
cine, lo que
hace que sea aún más necesario en estos tiempos. Una película muy bien contada permite que
te olvides de que existe un mundo exterior desde
que te sientas en la butaca hasta que te levantas.
Sé que así va a suceder»

HARRY STYLES: ‘ALL DIRECTIONS’ POR DEBBIE SMITH

De jovencito abonado al estilo ‘preppy’ a icono de la moda, el viaje de Harry Styles por el cambiante
paisaje de la modernidades inspirador y refrescante.

ANTES DE FORMAR PARTE
de One Direction, una de las boy-bands más importantes de la historia reciente, Harry Styles trabajaba en una pastelería.
Buen chico, pero nada aparentemente especial. De hecho, en sus inicios en el estrellato musical, vestía como un niño de escuela privada: americana, chinos, alguna pajarita. Parecía improbable que llegara a ser el icono de estilo que es hoy, quizá el hombre más influyente en la industria ahora mismo. Y sólo tiene 26 años. En un número dedicado al futuro,
analizar su estilo es fundamental.

Todo cambió a partir de 2013, cuando se hizo tatuajes y
comenzó a asistir a la London Fashion Week. A partir de ahí,
pasó por distintas etapas. En 2014 descubrió el Saint Laurent
de Hedi Slimane y vistió chaquetas de esmoquin, camisas con
estampados, botas Wyatt y pañuelos de seda. En 2017 llegó el
comienzo de la etapa Gucci: Alessandro Michele, responsable
creativo de la marca, diseñó todo el vestuario de su primera gira
con trajes de coloresrosa, amarillo, lavanda y bordados florales.
En los últimos meses, tras pasar la cuarentena por el covid
en Los Ángeles, Harry ha emergido con ropa más relajada,
orientado hacia prendas sostenibles de lujo como las de la marca Bode. Además, mezcla todos sus looks con perlas y jerseys
llamativos de Marc Jacobs o J.W. Anderson. Precisamente un
cárdigan de patchwork de Anderson sirvió hace poco para mostrar el poder del estilo de Harry. Después de vérselo puesto,
cientos de fans decidieron crear su propia versión sostenible y
barata. Este mismo verano, estando de vacaciones en Roma, su
nuevo bigote se convirtió en trending topic.

En la actualidad, la vida de Harry Styles va mucho más
allá de la música. Es muy buen comediante y ha actuado en
Saturday Night Live o The Late Late Show. En estos momentos está grabando una película con Olivia Wilde y Florence
Pugh, Don’t Worry Darling. También hay rumores de que le
han ofrecido un papel en una película de Marvel como villano.
Además, está su acción solidaria: al inicio de su carrera, Harry
se dejó crecer el pelo con el objetivo de cortarlo y donarlo
después; por si fuera poco, ha llegado a donar el 100% de los
beneficios de una de sus giras a causas sociales. Tener estilo
en moda es importante, pero tenerlo en la vida también.
Un ejemplo muy claro de esto es el movimiento TPWK
(Treat People with Kindness), título de una de sus canciones
que sirve como ejemplo de los valores que el cantante quiere
transmitir. Lo dice la propia canción: «Tal vez podamos encontrar un lugar para sentirnos bien, y tratar a la gente con
amabilidad». No se nos ocurre un mejor mensaje para el mundo que éste ahora mismo.


Traje y camisa DOLCE & GABBANA, gafas de sol JACQUES MARIE MAGE
y colgante suyo propio POPULAR JEWELRY

YA NADIE VISTE TRAJE por el
gusto de hacerlo. El traje es hoy una imposición en forma de uniforme, nos lo han
impuesto desde que nació, y quizá por eso lo
rehuimos. ‘La gran renuncia masculina’ fue
y es el punto de inflexión por el que se corta
el patrón de la moda formal. El psicoanalista John Carl Flügel dio nombre a esta teoría
en su libro � publicado
en los años 30. Venía a decir que la moda
masculina que se estableció al terminar la
Revolución Francesa erradicó de manera
fulminante todo adorno del vestuario masculino para alejarse de los fastos de la clase
privilegiada que pasó por la guillotina. Así
surgió el germen de lo que hoy conocemos
como traje, el cual se terminó de conformar
a principios del XIX.
La primera vez que vestimos traje, así, no fue por vernos mejor, sino por un tema
socio-político. Aquella condición ajena al hedonismo se
traduce hoy con el eufemismo
‘vestuario formal’, alejada de
los fastos, maquillajes, joyas
y tacones que dominaron el
liberado armario masculino de
otro tiempo. Sin embargo, los
trajes bien cortados y los peinados a raya quedaron relegados por otro acontecimiento: la
Segunda Guerra Mundial. Tras
ella, las nuevas y rebeldes generaciones exigían un cambio
radical, también estético. En
pleno siglo XXI, la desregularización de los códigos de vestimenta en las oficinas y el teletrabajo parecían darles la última
estocada. Sin embargo, un giro de los acontecimientos podría
cambiarlo todo. Para sorpresa de muchos, las firmas que han
marcado el pulso de las tendencias en los últimos años recuperan
el traje como símbolo de modernidad. Demna Gvasalia, director
creativo de Vetements y Balenciaga y uno de los responsables de
convertir el decidió que ya estaba bien
de sudaderas y zapatillas, y llenó sus pasarelas de trajes y botas.

Por otro lado está Virgil Abloh, compañero de batalla
de Gvasalia y batuta de Off-White y de la división masculina de
Louis Vuitton. Su fama masiva se la debe a sus camisetas negras
serigrafiadas con flechas y comillas, y a sus zapatillas con brida
bermellón atada a los cordones. ¿Quién iba a imaginar entonces
que el fundador de una de las firmas que cortan el bacalao de la
moda urbana terminaría cortando trajes? En boca del primero:
«Nos hemos retado a nosotros mismos a hacer sastrería para las
generaciones de hoy en día. ¿Cómo pueden llevar el traje que
nunca han vestido?».Yen palabras delsegundo: «Para los � todo es nuevo, así que aprovechémoslo».
La sastrería del futuro ha inundado las pasarelas, pero no
es una sastrería al uso, sino amable con el
público al que va dirigida, ese consumidor
que estrena juventud vestido de chándal y
que ahora ve en el traje algo ultra novedoso porque es ‘la primera vez’ que se plantea
llevarlo. Es un dos piezas que se podría definir como sacado del propio Es
un traje para ti, no para tu padre. Es suelto,
a veces incluso Sus chaquetas son
relajadas, casi como cazadoras sport, pero
mantienen intactos los códigos de la sastrería clásica, como los hombros marcados o
los colores y estampados tradicionales (rayas diplomáticas, cuadros y
azules marino casi negros),
lo que también los hace
atractivos para el consumidor tradicional. Se combina
sin corbata, con camisas de
seda –’tan de chica’, que dirían los más puristas, aunque
ahí está Harry Styles para
contradecirlos–; con sudadera o con jersey en invierno
y con polo de punto o camiseta en verano –esta última
será con o sin logos, incluso de tirantes, como
nos han enseñado Justin O’Shea, súmmum de
la elegancia actual, o C. Tangana, por poner un
ejemplo más a mano–. ¿Los más radicales? Sin
nada debajo. Por supuesto, todo se adereza con
complementos como riñoneras, gorras o cinturones de lona. Una cosa es recuperar la elegancia clásica y otra renunciar de la noche a la mañana a la moda callejera. Por ello, los accesorios
se convierten en un salvoconducto de tránsito y
actualización de la nueva moda. Entre los más
atrevidos, la joyería masculina. Anillos, collares, pendientes…
Todo ese adorno que, durante la gran renuncia, quedó reservado
únicamente a las mujeres, vuelve a recuperarse en la figura del
hombre. ¿Puede que nos encontremos tras más de 200 años en
un nuevo punto de inflexión en la moda masculina? ¿Será esta
‘La gran aceptación’ que los teóricos relatarán a principios del
siglo que viene como hito en nuestro vestir? Para eso habrá que
esperar. Por el momento, recuperamos el gusto por vestir de traje,
esta vez porque queremos y como queremos.



Nadie ha tenido un año mejor que Paul Mescal, la nueva
estrella de la serie ‘Normal People’

Así que vamos a dejar que te locuente él mismo.

trabajaba como Garda (la policía irlandesa) y su padre
era un profesor de escuela.Ysí, ambos han visto1RUPDO
3HRSOH «Les encanta», dice Mescal. «Probablemente les
resultó un poco extraño ver a su hijo desnudo, pero lo
superaron rápidamente».
Los muslos musculosos de Mescal, un asunto del que
sus fans discuten con entusiasmo, le vienen de practicar
fútbol gaélico. Como defensa, para ser exactos. «Era
bueno interponiéndome en el camino de otros, molestando, lanzándome por ahí. Era muy diligente. Entrenaba
muy duro porque no tenía la habilidad que tienen otros».
Brendan Hackett, su antiguo entrenador de fútbol,
lo recuerda de un modo diferente. «Diría que se pasa
de humilde», dice. Un buen jugador de fútbol gaélico,
explica Hackett, tiene cuatro cualidades: un buen estado
físico, una mente a tono, habilidad técnica y sentido de la
táctica. «Diría que Paul tenía un buen equilibrio entre esas
cuatro áreas, lo cual es difícil de encontrar», dice. «Muy
maduro y con los pies en elsuelo».Abrahamson también
destaca lamadurez de Mescal. «Para alguien que eramuy
joven y que nunca había estado en un set de televisión
antes, ni se sentía intimidado ni iba en plan arrogante».
La edad de Mescal no se manifiesta en la pantalla como
precocidad, sino más bien como una sensación de facilidad y autodominio.
Cuando era adolescente,Mescalsiempre pensó que se
embarcaría en una profesión práctica (abogado, por ejemplo) para poder seguir jugando al fútbol como KREELH
Entonces, a los 16, le llegó su primera experiencia encima de un escenario, como el fantasma de una produc

ción de instituto de (O IDQWDVPD GH OD ySHUD «Nunca he
sentido un zumbido o un subidón como ése en mi vida»,
me contó. «He estado persiguiendo eso en cierto modo».
Cuanto másse acercaba a hacerrealidad su plan original,
menos lo quería. Así que se apuntó a la Lis Academy at
TrinityCollege, en Dublín, donde, durante algún tiempo,
intentó compaginar la actuación con el fútbol (una mandíbula rota durante un partido le convenció de que ambas
cosas eran incompatibles). Después de la universidad,
actuó en un par de obras, incluyendo una producción de
(O *UDQ *DWVE\ antes de saltar a 1RUPDO 3HRSOH
Cuando un buen actor aparece como de la nada, la
gente tiene la impresión de que posee un talento inexplicable. Mescal lo entiende, pero, al igual que con el
fútbol, él le atribuye el mérito a la práctica. «Es un hecho
que si no hubiera ido a una escuela de arte dramático
o si no hubiese trabajado en teatro dos años, no habría
estado preparado para hacer el trabajo que quería hacer
en 1RUPDO 3HRSOH asegura.
Después del estreno, se vio la serie entera y después
lo dejó todo a un lado. Eso no quiere decir que no quiera
saber nada de Connell. «Mientras pueda actuar, me sentiré muy unido a él» (la gran diferencia entre Mescal y
Connell, por cierto, es «lo inseguro e inaccesible que es
emocionalmente» el personaje).
Y él está, para bien o para mal, entrelazado con
Connell a los ojos del público, mientras ajusta su vida
al nivel de fama que ha alcanzado. Su compañera de
reparto en 1RUPDO 3HRSOH Daisy Edgar-Jones, me dice
en un email que ella y Mescal están «todavía en el proceso de asimilarlo». «Sobre todo ahora que podemos
abandonar nuestra casa y ver el cambio en la vida real,
no sólo RQOLQH
Me pregunto si 1RUPDO 3HRSOH habría tenido un
impacto semejante si no hubiera salido a la luz durante
los primeros días del confinamiento por el coronavirus,
y le paso la cuestión a Mescal: «Creo que habría habido
un apetito por la serie, con pandemia o sin ella, pero ésta
ha conseguido que la audiencia se multiplicara mucho
más deprisa que en circunstancias ordinarias», concede.
Sabe dios que el libro de Rooney tiene su propio discurso artesanal, pero el hecho de que tuviera tal atractivo
masivo con, bueno, gente normal, probablemente garantizaba a la adaptación un cierto éxito. Mézclalo con dos
protagonistas jóvenes extraordinarios, que reflejan las
relaciones íntimas de un modo tan honesto, y con una
pandemia global que tuvo a todo el mundo pegado a la
televisión o a la pantalla de su portátil, y tienestodoslos
ingredientes para un KLW
«Losfans de la serie han sido increíbles, y comprobar
que la gente tiene discusiones bien articuladas sobre el
personaje es muy satisfactorio», dice Mescal, que subraya que el «99 por ciento» de sus interacciones con los
fans han sido «realmente positivas». Por no mencionar
los halagos que ha recibido de actores veteranos, desde
Hugh Jackman a Richard E. Grant.
Algunos aspectos de la fama son un poco extraños.
Que te hagan fotos en pantalón corto a la salida de la tienda de la esquina, por ejemplo; o yendo a correr un rato

Chaqueta GAP,camiseta vintage de CASSIE MERCANTILE,
shorts vintage UMBRO y calcetines UNIQLO.

O simplemente andando por la calle mirando tu teléfono.
«Veo todo eso como algo tóxico», dice de los paparazzi.
Sufrió la primera ronda de especulación sobre sus relacionesrománticas en lostabloides este verano, cuando se
reportó que lamúsica indiePhoebeBridgers desayunó con
él en Irlanda (él declinó hacer comentarios sobre esto en
particular). ¿Ycómo se siente respecto a la famosa cadena
de Connell, la cadena que ha publicado más de mil posts
y artículos y guías de compra?
«Es algo en lo que no pusimos ningún foco durante el
rodaje. Creo que ha habido una especie de sexualización
de la cadena, algo a lo queme ha resultado difícil acostumbrarme», diceMescal. «Realmente no tengo una respuesta,
porque no sé qué más decir aparte de que es una cadena,
y es una cadena que aparece en el libro, y que Connell la
lleva. No es algo en lo que me quede pensando cuando
me meto en la cama por la noche» (Mescal aprovechó el
tirón para rifar la suya por 70.000 euros, que se donaron
a una organización de prevención delsuicidio en Irlanda.

En realidad, era una parecida. La original se la regaló a
Edgar-Jones).La atención que genera la cadena tiene también un trasfondo más profundo: la realidad de hacerse
famoso en medio de una era en la que la objetivización
sexual masculina es moneda corriente. Le pregunto si le
molesta. «¿Respuesta sincera? Sí», me dice. «No es algo
que trate de promover. Pero lo atribuyo a las asociaciones
que el público hace con el personaje, no conmigo».
No tarda en decir, por supuesto, que no es ambivalente respecto a su fama. Se siente un privilegiado por
estar donde está. Está teniendo, después de todo, un gran
año. Uno de los mejores, incluso. Nadie podía imaginar,
y el propio Mescal el primero, que todo esto fuera a
suceder tan rápido.
«Verte arrojado al centro de atención en un momento
en el que todo el mundo está viviendo en un ambiente
de tanto estrés con el puto covid e intentando sobrevivir…». Toma aliento. «Ha sido la época más estresante,
emocionante y llena de adrenalina de toda mi vida

Nespresso reinventa la forma de disfrutar del café a tiempo para la Navidad

Esta bebida milenaria adquiere un nuevo significado bajo la mano de Nespresso, convirtiéndose en el regalo ideal para estas fiestas.

‘El café es un bálsamo para el corazón y para el espíritu’, es una frase de Giuseppe Verdi que los amantes de esta bebida comprenden a la perfección. Se disfruta en compañía de conocidos y extraños, todos los días y a todas horas, particularmente durante los días fríos. Ahora se convierte en la mejor compañía por medio del twist que solo Nespresso podría darle a través de las ediciones limitadas de Italian Festivities.

Recordemos que esta temporada se encuentra dedicada a demostrarle a los que más queremos lo importante que son para nosotros, y para concedernos algún capricho. Por eso, Nespresso ha creado sus cafés inspirados en las tradiciones festivas de Italia con tres variedades para disfrutar: uno negro y dos saborizados que deleitarán al paladar de una manera única.

¿Cuáles son los cafés que componen la Edición Limitada de Nespresso?
Para este año, poseen sabores tan únicos como solo esta marca logra hacerlo. Los que forman parte de esta nueva y sofisticada forma de degustar el café son:

Amaretti
Los Amaretti son un postre italiano tradicional elaborado con almendras molidas, azúcar y clara de huevo, de la que emerge una galleta con un sabor agridulce. Este sabor se funde con notas de vainilla y de cereales de las arábicas sudamericanas que se conjugan para crear un café a tono con las fiestas decembrinas.

Torta di Nocciole
El sabor a cereal de arábicas sudamericanas se funde con notas de vainilla y avellanas tostadas, transformándose en un deleite que podría ser confundido con un postre convertido en un espresso. Esta mezcla es con la que Nespresso quiere que te sientas frente a una cálida chimenea, cerca del árbol de Navidad y descubras cada una de las notas de esta exquisita combinación.

Il Caffè
Si hay algo en lo que pueden coincidir los amantes de esta bebida milenaria es que como el espresso italiano no hay dos. Es por eso que para estas fiestas, la firma lo perfecciona al fundir robustos lavados vietnamitas, indonesios y arábica colombiano, creando un sabor aterciopelado y tostado hecho para aquellos que quieren degustar un café en su estado más puro.

Un perfume para los amantes de esta bebida milenaria
Sí, tener el embriagador aroma del café contigo en tu hogar 24/7 ahora es posible con Café Absolu, una vela hecha con la perfumista Olivia Giacobetti. Al encenderla, el aroma se expande por la atmósfera destacando notas de este grano mágico, cacao, vainilla y maderas. Este ‘must’ se encontrará disponible a partir del 1 de diciembre en las boutiques de la firma y en su ecommerce con compras superiores a 100 cápsulas.

Deja que los expertos en café te deleiten a ti y a tus más queridos en esta Navidad, llevando tu pasión por esta bebida a un nuevo nivel de sofisticación y lujo por medio de cada una de las propuestas que tienen para ofrecerte.


MODA EDITORIAL HOLLI





Deja una respuesta